¡HABLEMOS DE NEGOCIOS!

Etimológicamente, negocio deriva de las palabras latinas nec  y otium, “lo que no es ocio”. El ocio es lo que se hace en el tiempo libre sin recompensa. Por tanto el negocio es la actividad lucrativa que, estabilizada y con una organización, pasa a llamarse empresa.

Negocio se interpreta, a veces, como un simple beneficio obtenido en un intercambio o trueque. Si para obtener el beneficio se piensa y desarrolla una actividad comercial determinada se está ante una empresa, un proyecto a largo plazo destinado a que la obtención del beneficio se mantenga a lo largo del tiempo.

El negocio debe estar protagonizado por dos o más partes que intercambian entre sí bienes o servicios por un precio. Todo negocio lleva consigo un contrato entre las partes  para que sea contemplado desde un punto de vista jurídico, por ejemplo, el más común, el de compraventa.

 

NEGOCIOS INCLUYENTES

Hay negocios, llamados inclusivos, que pretenden también fines sociales favoreciendo a los más pobres y cubrir necesidades acuciantes como el hambre. Hay muchos de ellos que están en marcha y con éxito, no el éxito puramente capitalista sino el considerado por obtener objetivos como el de involucrar en la empresa a los protagonistas, a los más interesados en la obtención de ese propósito. Estos negocios incluyentes cuentan con ventajas tales como precios y condiciones justas, ventas aseguradas, acceso a financiación, bajos costes de transacción o la seguridad de abastecimiento.

Veamos ejemplos de negocios incluyentes que están en marcha en la actualidad: construcción de plantas purificadoras de agua en India; financiación a los agricultores para la mejora de sus condiciones de vida en México; manufactura de filtros de agua a bajo costo con mano de obra y materiales locales en Guatemala; combatir la desnutrición en Ecuador enriqueciendo bebidas con leche comprada a pequeños agricultores; …

Casi todos ellos surgen como cumplimiento de los compromisos del G20 en apoyo de la inversión privada y la creación de empleo en los países en desarrollo.

 

NEGOCIOS POR INTERNET

Negocios por internet

En cuanto al negocio puro, aquel que no para en mientes para despejar el camino que conduzca al beneficio, no cabe duda de que el que ha revolucionado el mundo empresarial, abriendo  y diversificando nuevas posibilidades, es el que se basa y se desarrolla en internet.

En algunos casos son las empresas convencionales las que complementan su actividad comercial desarrollando ésta a través de la red; en otros se crean nuevas empresas que basan la actividad y la desarrollan en exclusiva por internet. Aquí toma protagonismo la página web, auténtico escaparate para mostrar la mercancía que pone a la venta.

Estas empresas son dependientes de la tarjeta de crédito, pero ¿qué empresa del tipo que sea no lo es a estas alturas? Por tanto, son los bancos los intermediarios ineludibles para hacer posible esta transacción, la más directa, entre productor y comprador. Precisamente la banca surge como una necesidad de los comerciantes para volver del lugar de comercio (ferias) a su domicilio sin el miedo a ser robados en el camino.

 

PERO, ¿CÓMO MEDIMOS EL ÉXITO?

¿Qué magnitudes usamos para considerar que un negocio ha llegado al éxito?  ¿Qué termómetro o instrumento de medida nos dirá hasta qué punto está más o menos alcanzado?

Sin duda, el primer indicador es la actualidad, el que un negocio se mantenga en auge e incluso alcance popularidad. Los negocios que se mantienen escondidos, a la sombra, tienen los días contados por mucho que sus beneficios presentes sean altos.

En la consecución de la actualidad y, sobre todo en dar el primer paso para darse a conocer, la publicidad juega un papel importantísimo: a través de la prensa, de folletos, de la radio, la televisión, marketing online…

El mantenerse en niveles aceptables de actualidad nunca es gratis y requiere un doble esfuerzo: lanzar un producto de calidad contractada a precios competitivos, y publicitarlo para asegurarse un volumen de ventas que cubran los gastos de publicidad que, cada vez más, se consideran una inversión. Como inversión debe considerarse contar en plantilla con personal especializado y, sobre todo, creativo.

 

No te pierdas nuestro próximo artículo en el que hablaremos de los tipos de negocios que más destacan en la actualidad

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + 14 =